Régimen de Confianza para personas morales - Infoautónomos México

Régimen de Confianza para personas morales: ¿qué implica?

- Infoautónomos México

Régimen de Confianza para personas morales: ¿qué implica?

El Servicio de Administración Tributaria, SAT, como parte de la propuesta de cambios fiscales para el Paquete Económico 2022, presentó el nuevo Régimen Simplificado de Confianza para personas morales y físicas, con el objetivo de facilitar a los contribuyentes el pago de sus impuestos de manera más sencilla.

El SAT pretende lograr un máximo histórico de recaudación tributaria en 2022 a través de este nuevo régimen. Así la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación, ILIF, 2022 valora recaudar 3.944 billones de pesos, lo cual representaría un aumento de un 7.7% comparando con los ingresos aprobados para 2021.

De este nuevo esquema te hablamos en un artículo anterior de nuestro blog, que te dejaremos a continuación, donde hicimos mayor incisión en lo que afectaba a las personas físicas.

Así que hoy vamos a ver algunas consideraciones sobre el Régimen Simplificado de Confianza, RESICO, para personas morales, que de ser aprobado, entraría en vigor el día primero de enero de 2022.

¿Qué personas morales pueden tributar en el Régimen de Confianza?

El RESICO para personas morales se integra dentro de la Ley del Impuesto sobre la Renta, LISR, como nuevo Capítulo XII y dentro del Título VII “De los Estímulos Fiscales”.

Las personas morales que podrán tributar dentro del Régimen de Confianza serán aquellas que cumplan con las siguientes características:

  • Sean residentes en México.
  • Estén constituidas solamente por personas físicas, autónomos.
  • Los ingresos totales durante el ejercicio inmediato anterior no deberán exceder los 35 millones de pesos. O, si recién inician actividad, estiman que los ingresos no superarán dicha cantidad.

Según las autoridades fiscales, este tipo de personas morales, aquellas que solo están constituidas por personas físicas, autónomos, representan el 96% del total de contribuyentes personas morales del país.

¿Y si dejan de cumplir con estas características?

Aquellas personas morales que dejen de cumplir con los requisitos o características para poder tributar en el Régimen de Confianza, deberán tributar en el Régimen General a partir del ejercicio inmediatamente siguiente a aquel en el que esto suceda.

Asimismo, las personas morales deberán presentar, a más tardar el 31 de enero del ejercicio inmediato siguiente, un aviso de actualización de actividades económicas y obligaciones.

Es importante tomar en cuenta que en caso de que el contribuyente no lo realice, la autoridad fiscal podrá hacer la actualización sin necesidad de que este presente el aviso.

¿Qué personas morales no podrán tributar en el Régimen de Confianza?

En el caso de no cumplir con las características anteriores, la persona moral no podrá tributar en el RESICO.

Asimismo, en la propuesta se indica también aquellas personas morales que no podrán tributar en el Régimen de Confianza:

  • Si uno o varios de sus socios, accionistas o integrantes, participan en otras sociedades mercantiles donde tengan el control de la sociedad o administración. O cuando sean partes relacionadas en términos del artículo 90 de esta ley.
  • Si realizan actividades mediante fideicomiso o asociación en participación.
  • Aquellos que tributen conforme los Capítulos IV, VI, VII y VIII del Título II y las del Título III de la LISR:
    • Instituciones de Crédito, Seguros y de Finanzas, de los Almacenes Generales de Depósito, Arrendadoras Financieras y Uniones de Crédito.
    • Personas en el Régimen Opcional para Grupos de Sociedades.
    • Coordinados.
    • AGAPES.
  • Sociedades Cooperativas de Producción.
  • Y aquellos contribuyentes que dejen de tributar de acuerdo a lo previsto en este Capítulo.

¿Cuáles son los aspectos fiscales de este régimen para personas morales?

Algunas de las consideraciones o puntos importantes de este nuevo esquema para las personas morales tendrá que ver con los aspectos fiscales.

  • Flujo de efectivo. La acumulación de ingresos y la deducción de las erogaciones tendrá lugar hasta que estos se perciban y paguen. Con ello se permitirá no pagar impuestos por aquellos ingresos que todavía no se han cobrado, algo que beneficiara a algunas empresas en sus flujos de efectivo.
  • Nuevas tasas de depreciación. Como por ejemplo 25% para mobiliario y equipo de oficina y 50% para computadoras personales portátiles y de escritorio, siempre que estas inversiones no excedan de los 3 millones de pesos en el ejercicio.
  • Eliminación de la deducción de cuentas incobrables y costo de ventas. Esto se debe a que los ingresos se acumulan al ser efectivamente cobrados y las deducciones disminuirán solo de aquellos ingresos pagados, por lo que estos conceptos no convergirían en el nuevo régimen.
  • Se establecerá la obligación de efectuar pagos provisionales, donde se determinará la utilidad fiscal disminuyendo de los ingresos de la persona moral las deducciones autorizadas, la participación de los trabajadores en las utilidades y, en si corresponde, las pérdidas fiscales de los ejercicios anteriores que estén pendientes de aplicar. Al resultado se le aplicará la tasa contenida en el artículo 9 de la LISR, 30%, brindando la posibilidad de acreditar los pagos provisionales efectuados con anterioridad, retenciones, entre otros.
  • Contará con la precarga de la información contenida en los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet, CFDI.
  • Se quiere adicionar un segundo párrafo a la fracción I del artículo 17-H BIS del Código Fiscal de la Federación, CFF, para establecer un supuesto de restricción de CSD. Este se produciría cuando se detecte la omisión de 3 o más pagos mensuales, consecutivos o no, del impuesto o declaración anual.

¿Y las obligaciones fiscales de las personas morales en el Régimen de Confianza?

Las personas morales en el Régimen Simplificado de Confianza, RESICO, deberán cumplir con las obligaciones correspondientes al Régimen General en el Capitulo IX, Título II de la LISR.

Por lo que se deberá seguir elaborando e informando sobre la contabilidad electrónica.

En caso de que la persona moral entre en liquidación se le aplicara lo dispuestos en el artículo 12 de la LISR.

This entry was posted in Infoautónomos. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.