Régimen de confianza: ¿cómo te beneficia? - Infoautónomos México

Régimen de confianza: ¿qué es y cómo te ayudará?

- Infoautónomos México

Régimen de confianza: ¿qué es y cómo te ayudará?

El Servicio de Administración Tributaria, SAT, presentó el Nuevo Régimen Simplificado de Confianza con el fin de facilitar a los contribuyentes el pago de los impuestos de formar sencilla.

El SAT pretende lograr un máximo histórico de recaudación tributaria en 2022 a través de este nuevo régimen. Así la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación, ILIF, 2022 valora recaudar 3.944 billones de pesos, lo cual representaría un aumento de un 7.7% comparando con los ingresos aprobados para 2021.

Con este nuevo régimen de confianza se beneficiaría a las personas físicas que trabajan por cuenta propia, autónomo, así como a los pequeños comercios como papelerías, talleres mecánicos y comercio en general.

¿Qué es el régimen de confianza?

El Régimen Simplificado de Confianza se dirige a aquellas personas físicas, autónomos, que tengan ingresos de hasta 3.5 millones de pesos al año y, especialmente, para quienes estén dado de alta en el Régimen de Incorporación Fiscal, RIF, quienes por primera vez van a iniciar su actividad económica y pequeños empresarios o comerciantes que estén en la informalidad.

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, SHCP, hay cerca de 10 millones de personas físicas con actividad empresarial elegibles para el régimen.

También aquellas personas físicas que perciban ingresos por honorarios como abogados o médicos, así como las personas que no necesitan un título profesional para brindar sus servicios, entrarían dentro de este régimen fiscal.

Asimismo, este nuevo régimen de confianza está dirigido a personas morales con unos ingresos de hasta 35 millones de pesos al año.

El objetivo principal que persigue este nuevo régimen es aumentar el padrón de contribuyentes entre un 15 y un 30%, que se paguen menos impuestos y reducir los trámites administrativos para que se puedan realizar de forma más sencilla.

¿Cómo funciona el régimen de confianza para personas físicas, autónomos?

Según el Proyecto de Miscelánea Fiscal propuesto por los legisladores en el Paquete Económico 2022, se pretende tener una tasa mínima del 1% de Impuesto sobre la Renta, ISR, cuando los ingresos anuales de las personas físicas sean inferiores a 300,000 pesos. Quienes tengan ingresos de hasta 3.5 millones de pesos, se les aplicará una tasa máxima de 2.5%.

Otro de los beneficios que se plantean brindar con este nuevo esquema es facilitar los trámites y procesos para no necesitar contar con ayuda de terceros gracias al Comprobante Fiscal Digital por Internet, CFDI, logrando la automatización del cálculo del impuesto y así disminuir la carga administrativa.

Es decir, se busca que los contribuyentes puedan llevar los registros contables para cumplir con sus obligaciones fiscales gracias al cálculo automatizado con la información precargada.

El régimen simplificado de confianza está dirigido a:

  • Actividades empresariales y profesionales.
  • RIF.
  • Arrendamiento.
  • Actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras y silvícolas.

¿Qué pasos deberías dar para darte de alta en este nuevo régimen como persona física?

  • Deberías inscribirte o actualizar tu Registro Federal de Contribuyentes.
  • Generar tu firma electrónica o e.firma y activar tu Buzón Tributario.
  • Expedir y solicitar facturas mediante el portal del SAT.
  • Ingresar al portal del SAT donde encontrarás tu información precargada.
  • Generar la línea de captura para efectuar el pago de impuesto correspondiente.

Este trámite hará que los contribuyentes encuentren su información precargada a la hora de realizar sus declaraciones, por lo cual el proceso será más sencillo.

¿Cómo funciona el régimen de confianza para personas morales?

Este nuevo esquema es para aquellas personas morales que no tengan unos ingresos superiores a 35 millones de pesos anuales.

Con este régimen de confianza los contribuyentes dejarán de hacer declaraciones provisionales a través del uso del coeficiente de utilidad, algo que puede ser una carga administrativa importante sobre todo para aquellas micro y pequeñas empresas con actividad económica estacional.

La tasa de ISR para las personas morales es del 30%, por lo que los beneficios no se basan en una menor tasa, sino en pagar en un esquema de base de efectivo y en poder depreciar inversiones de forma más rápida que en el régimen general.

Para ello se propone un esquema de deducción de inversiones con un plazo inferior, donde la deducción se determinará a través de la aplicación del porcentaje correspondiente, dependiendo del tipo de bien y sobre el monto original de la inversión.

Asimismo, bajo este esquema se establecerá la obligación de efectuar pagos provisionales, donde se determinará la utilidad fiscal disminuyendo de los ingresos de la persona moral las deducciones autorizadas, la participación de los trabajadores en las utilidades y, en si corresponde, las pérdidas fiscales de los ejercicios anteriores que estén pendientes de aplicar.

This entry was posted in Infoautónomos. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.