Cómo mejorar tus relaciones comerciales - Infoautónomos México

Mejora tus relaciones comerciales con estos consejos

- Infoautónomos México

Consejos relaciones comerciales

Uno de los pilares fundamentales de cualquier emprendimiento, si quieres alcanzar el éxito, es la creación, conservación y mejora continua de las relaciones comerciales.

Estas son indispensables. Sin embargo, muchas empresas y autónomos no aplican las estrategias y métodos adecuados para fortalecerlas.

Por esa razón, aquí te explicamos qué son las relaciones comerciales, qué tipos existen y te dejamos algunos consejos para que las apliques de manera eficiente.

¿Qué son las relaciones comerciales?

Las relaciones comerciales son las actividades que se realizan entre un comprador y un vendedor, ya sean derivadas de transacciones comerciales o el intercambio de bienes o servicios, y en la que una parte se beneficiará económicamente por estas actividades.

¿Qué tipos de relaciones comerciales existen?

Para identificar el tipo de relaciones comerciales que tiene tu empresa, presta atención a la siguiente clasificación.

En primer lugar, debes tener en cuenta el contexto de la relación comercial que estableces, es decir, la situación en la que esta se desenvuelve.

Para ello, identificamos cinco tipos:

  • Internacional: si realizas transacciones con diversas empresas de diferentes países.
  • Interior: cuando los intercambios de bienes o servicios se realizan en la misma zona geográfica.
  • Exterior: al tener relaciones con empresas en diversas zonas geográficas.
  • Bilateral: cuando la relación comercial solo se establece entre dos empresas y ambas realizan operaciones en mutuo beneficio.
  • Multilateral: las relaciones comerciales se realizan entre un conjunto de empresas.

En segundo lugar, la relación comercial se identifica también por la cercanía que ofreces entre empresa y cliente, pues esto permite establecer estrategias para mejorarla.

Aquí podemos identificar los siguientes tipos:

  • Mínima: la atención que se brinda al cliente es escasa y no pasa del trato amable.
  • Reactiva: esta relación se establece por parte de la empresa solo si el consumidor final o el cliente notifica las dudas o necesidades por cuenta propia.
  • Responsable: en este caso, la empresa realiza un seguimiento después de la adquisición para asegurar la satisfacción del cliente o darle seguimiento a sus solicitudes.
  • Proactiva: esta relación la establece la empresa al ofrecer mejoras o nuevos productos y servicios, aún si el cliente no pidió la información.
  • En sociedad: aquí la relación entre cliente y empresa es estrecha, pues el cliente incluso participa en la mejora continua del producto.

Para elegir qué tipo de relaciones comerciales debes establecer, es importante identificar el giro de negocio que tiene tu empresa y las necesidades de tus clientes, pues en algunos casos bastará con tener una relación mínima, pero en otros el cliente demandará una mayor atención.

Importancia de tener relaciones comerciales para un autónomo

Si apenas inicias tu negocio, es importante saber crear y mantener las relaciones comerciales con tus potenciales clientes, pues esto te permitirá expandir tus ventas y llegar al éxito empresarial que deseas.

Por eso, dependiendo el giro comercial al que te quieras dedicar, puedes optar por priorizar la atención que le brindas al cliente mediante tu marca cuidando la calidad y el precio del producto o bien que ofrezcas, pues eso será tu carta de recomendación ante el mercado.

Consejos para establecer, conservar y mejorar las relaciones comerciales

Algunos de los fallos que cometen los autónomos es descuidar las relaciones comerciales que ya crearon o simplemente por no tener estrategias de seguimiento eficaces en este proceso.

Aquí te dejamos algunos consejos que puedes poner en práctica para preservar las relaciones comerciales que ya tienes y crear nuevas.

1. Ofrece una atención al cliente excepcional

Escuchar al cliente es la diferencia entre concretar o perder la relación comercial.

Tu empresa debe transmitirle lo importante que es y que tu producto o servicio satisface sus necesidades.

2. Personaliza la experiencia del cliente

En el mundo actual, se prioriza la personalización debido a las necesidades específicas de cada cliente, porque no todos son iguales.

Ofrecer esta personalización se complementa con la atención al cliente que brindes y te aseguramos que estas relaciones comerciales serán duraderas.

3. Incorpora tecnologías para entender tu nicho de mercado

Utiliza las herramientas digitales como los softwares de gestión, chats y seguimiento de compras para recopilar datos valiosos de tus potenciales clientes y entender sus necesidades correctamente.

4. Prioriza la innovación

Adaptarse al cambio constante del mercado implica la implementación de nuevas metodologías para llegar a tus clientes y generar estas relaciones comerciales duraderas.

Mantente al día de lo que se está generando tanto tecnológicamente como en estrategias y procesos.

5. No dejes al último las quejas y sugerencias

La apertura a la resolución de problemas que puedan reportar tus clientes te permitirá replantear las soluciones que les ofreces y hará la diferencia entre perder un cliente y fidelizarlo.

Las relaciones comerciales son fundamentales para el éxito de cualquier empresa.

Por esa razón, es vital que adecues los procesos que tiene tu empresa según el giro de negocio que quieras adoptar para crear y mantener estas relaciones a largo plazo.

This entry was posted in Infoautónomos and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.