Guía básica para posicionar tu página en Google | Infoautónomos México

Marketing y ventas

Guía básica para posicionar tu página en Google

Cuando inicias un negocio, o buscas nuevos nichos de mercado, es importante que hagas uso, entre otras, de la potente herramienta que supone Google. Posicionar tu página en Google y llegar a la cima de las página de resultados puede parecer un reto inalcanzable, sobre todo teniendo en cuenta los más de 200 elementos que emplea para determinar la posición de los sitios web.

Estar visible en Internet tiene una extrema importancia hoy en día cuando la competencia es voraz y se multiplican los impactos de productos parecidos al tuyo a través de las numerosas plataformas que supone el universo de la Red.

Por ello, existe una mapa de ruta conocido como SEO, Search Engine Optimization, u optimización de buscadores, que te ayuda a mejorar la clasificación de tu página web en los resultados de búsqueda orgánica de motores como Google, Yahoo! o Bing.

Estar en la primera página de búsqueda no es tarea sencilla, pero sí fundamental. Aquí tienes una guía básica para posicionar tu página en Google.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

Guía básica para posicionar tu página en Google

¿Cómo posicionar tu página web en Google?

Las personas rara vez van más allá de la segunda página de resultados de búsqueda de Google, así lo demuestra un estudio elaborado por Zero Limit Web, donde se ve que los primeros 5 resultados orgánicos de Google se llevan el 67.7% de los clics. Sin embargo, aquellos resultados de la posición 6 a 10 apenas alcanzan el 3.7%.

Los motores de búsqueda, una vez conocen la existencia de tu sitio en línea, lo estudian, indexan su información y analizan el contenido para definir cómo y dónde deben aparecer en la página de resultados. En cambio, si no está optimizada con SEO para posicionar tu página en Google, esta no se clasificará de forma correcta y puede acabar muy por debajo de tus competidores.

En esta guía te vamos a explicar algunos puntos básicos para que puedas posicionar tu sitio en línea en el buscador más usado, Google.

Es vital estar en las SERPs

Las SERPs, Search Engine Results Page o página de resultados del buscador, se refiere a los resultados que aparecen en las páginas de Google, Bing, Yahoo o Yandex. Son aquellas páginas que aparecen en los buscadores y que están llenas de resultados diferentes.

Según datos de Sixtrix, una de las mejores herramientas SEO existentes a día de hoy, cada vez que se realiza una búsqueda, la primera posición dentro del listado de resultados consigue casi el 60% de los clics de los usuarios.

Tan solo el 15% de los usuarios se decantará por la segunda posición. Y, a partir de ahí, el número de clics comienza a descender de manera drástica hasta la posición 10 (la última en la primera página de resultados), que obtiene el 0,73% de los impactos.

Casi nadie, pasa a la segunda página.

Y ¿qué significa todo esto? Pues, de forma muy simple, podríamos decir que cuando una persona tiene interés en un producto o servicio, como puede ser el tuyo como persona física, autónomo, y busca en Google quién puede llegar a cubrir su necesidad, los 10 primeros resultados (o SERPs) son los que logran atraer el mayor número de clientes, llevándose la inmensa mayoría de rebanadas que supone el pastel del mercado al que te diriges.

Colocarte en las primera posiciones de los resultado de Google con tu negocio puede ser complejo y laborioso, pero puedes basarte en estos pasos y consejos para conseguirlo.

1. Escoge tus Keywords o Palabras Clave

Una Keyword o “palabra clave” es aquella por la que debes posicionar tu producto. Son palabras y frases que las personas emplean al buscar productos o servicios en Internet. Es decir, debes conocer por qué términos tus clientes actuales y potenciales buscan en Google y luego generar contenidos que tengan que ver con dichos términos para posicionarte.

¿Y por qué? Porque la idea es que cuando busquen en Google determinadas palabras, esas keywords, seas tú quien aparezca en las primeras posiciones.

Pongamos un ejemplo muy sencillo, pero aplicable a cualquier producto. Imagina que vendes escobas. Busca con qué palabras están posicionando en esa primera página tus competidores que también vendan escobas. Muy probablemente sean keywords como: escoba, cepillo, trapeadores, etc. Tú también debes usarlas para competir con ellos por estar en estas primeras posiciones.

Si obvias este paso estarás desaprovechando la oportunidad de, en primer lugar, conocer qué buscan y cómo buscan tus potenciales usuarios y clientes y en segundo lugar dar solución a sus consultas.

Tips para elegir tus keywords

Es importante siempre tener a la mano tips que te ayuden a seleccionar aquellas palabras clave que te sirvan para mejorar tu posicionamiento web en Google.

– Piensa qué palabras utilizarías tú mismo en caso de ser tu propio usuario

Anota las que te ofrece como “búsquedas relacionadas” Google y utiliza el planificador de palabras clave de Google Ads, con el que puedes buscar ideas de palabras clave, ver su rendimiento y multiplicar varias listas de términos combinadas.

Algunas herramientas que puedes utilizar para decantarte por unas u otras palabras clave son Ubersuggest (totalmente gratuita), Keywords Everywhere (una extensión de Chrome) y Answer the Public que te proporciona preguntas que hacen los usuarios en torno a un término, muy útil para organizar el contenido.

– Analiza el volumen de búsquedas de las keywords y actúa en consecuencia

No es bueno utilizar keywords con mucha competencia, porque posicionar será muy complicado. Es mejor que elijas términos más específicos y largos llamados “long tails”.

Es importante dar respuesta a preguntas, por lo que Google desde hace tiempo incluye en los resultados directamente las respuestas a consultas tipo “cómo hacer…”, “tipos de…”.

Por tanto, siguiendo el ejemplo de las escobas, es mejor usar “escobas de mijo” o “tipos de escobas” que poner solamente “escobas”.

2. Crea contenidos de utilidad

Lo ideal es que crees contenido de utilidad relacionado con tu producto, algo más sencillo si te dedicas a un servicio. Google posiciona mejor aquellas páginas que ofrecen información de utilidad para el usuario.

Publica contenido original en tu sitio web e incluye créditos siempre que uses fuentes de referencia. Y, más importante, asegúrate de que el contenido que publiques en tu página esté relacionado con el tema de la palabra clave seleccionada.

Por ejemplo, nosotros en Infoautónomos, subimos contenido como el que estás leyendo que es de utilidad para ti por ser persona física con actividad empresarial, autónomo, o tener una pyme. Te ofrecemos contenido que da respuesta a tus dudas en el entorno de la gestión de tu negocio.

Eso debes hacer. Y bien es cierto que no todo negocio puede permitirse tener un equipo de redacción especializado, pero pongamos, una vez más, que vendes escobas, ¿qué deberías hacer si no puedes/quieres estar escribiendo artículos y/o post sobre el tema?

La solución pasa por describir tu producto de una forma valiosa y de utilidad, porque no es lo mismo poner “Escoba de mijo” que “Escoba de mijo de 8 hilos. Eficaz en el uso en cocheras, almacenes y áreas de carga.” Esta descripción aporta valor y es de utilidad para tu posible cliente.

Doble función del contenido

Por tanto, el contenido que incluyamos para posicionar nuestra página en Google debe cumplir una doble función:

  1. Redactarlo pensado en brindar información para el usuario.
  2. Y en posicionarlo en Google usando las keywords o palabras clave de una forma natural.

No tomes el error de sobreutilizar la palabra clave todo el tiempo, ya que los motores de búsqueda pueden identificar, y penalizarte, si tu contenido tiene un número excesivo de keywords. Este error es llamado “Keyword stuffing” y es penalizado por Google.

Lo ideal es encontrar sinónimos y llenar la palabra clave principal de contexto y semántica, así como que el contenido y estructura de tu sitio estén sustentadas en los términos más populares en las búsquedas. Tómate tiempo en investigar y armas un listado de keywords de tu audiencia, industria y competencia.

En otro ejemplo, si hablamos de “Panda” tendremos que poner alrededor de la Keyword palabras como “oso”, “bambú”, “China”, etc., para que Google sepa que hablamos del animal y no del auto, por ejemplo.

Y, si creas artículos o post como hacemos en Infoautónomos recuerda que tienen que ser de utilidad para tus usuarios, tienen que informar, a la vez que entretenidos. Deberás estructurar el contenido de manera que sean de fácil lectura haciendo uso de frases cortas, subtítulos, negritas, imágenes, etc.

Puedes estudiar en este mismo artículo cómo estructuramos y escribimos el contenido en Infoautónomos. Y no, no todos tienen que ser extensos. Por lo general, con una información que tenga algo más de 500 palabras es suficiente. La extensión debe marcarla la propia información. Usa todas las palabras que necesites para contar lo que quieras contar, siempre que sea información de utilidad.

Pero ¿cómo saber si mi contenido es interesante y de utilidad?

Esta pregunta es muy importante. Lo primero porque si te decides a escribir artículos el esfuerzo debe merecer la pena y segundo porque es vital tener algún feedback sobre si lo estás haciendo bien o mal.

El problema es que el interés de un usuario no es una métrica medible, por tanto, tenemos que traducirlo en una o varias métricas que nos permitan medir de la forma más exacta posible.

Las métricas a las que debes atender son:

– Tiempo de promedio en la página

Este es el número de minutos o segundos que un usuario pasa en la página hasta que se va, o bien a otra página interna de nuestra web, o bien a otro sitio.

Cuanto mayor sea este tiempo, mejor. Eso sí hay que tener en cuenta que ese tiempo de estancia debe ser coherente con la longitud del contenido, porque si es un artículo que se lee en 4 minutos y la estancia promedio es de 14 minutos, o se han quedado dormidos o algo no se está midiendo correctamente.

– Tasa de rebote

Supone que un usuario entra en el artículo y se marcha sin realizar ninguna interacción, bien cerrando la pestaña o el navegador, bien volviendo a la página de resultados de Google y eligiendo otro contenido que, quizás, esté por debajo del tuyo.

Esta acción de volver a los resultados de búsqueda se denomina “Pogo Sticking”. Una tasa de rebote de un 65-75% es normal en un blog donde, generalmente, se va a leer un artículo y poco más.

– CTR (número de clics que obtiene un enlace respecto a su número de impresiones) en SERPs

Es la división entre el número de veces que se ha mostrado el resultado a un usuario que realiza una consulta y el número de clics que se ha hecho en el mismo.

3. Optimiza tus páginas

Debes tener en cuenta varias cosas para sacarle el máximo partido al contenido que subas a tu espacio para posicionar tu página en Google:

  1. Utiliza titulares creativos y pon tu keyword lo más a la izquierda que puedas. Por ejemplo, si tu keyword es “tipos de escobas” puedes poner el titular “5 tipos de escobas para cocheras y almacenes”. Si tu palabra clave es “escobas de mijo” tu titular puede ser “Escobas de mijo: 5 tipos imprescindibles”.
  2. La etiqueta Title debe brindar un breve resumen de lo que la gente puede esperar de tu sitio en línea. Ten en cuenta que se muestra en lugares importantes, como los resultados de los motores de búsqueda.
  3. La palabra clave con la que estés trabajando debe aparecer en varias ocasiones dentro del contenido. Sobre todo, al inicio, al final y en la URL. Pero cuidado porque de usarla en exceso Google puede penalizarte. Es otro ejemplo de Keyword stuffing del que te hablábamos en líneas superiores.
  4. Mucho cuidado con las metadescripciones también. Tienen que ser directas y atrayentes, porque son tu primera carta de presentación y el motivo por el que un usuario hará clic en tu contenido antes que en cualquier otro. Cada página debe incluir su propia descripción empleando la keyword de esta.
  5. Asegúrate de incluir una imagen en cada página y optimízala para conseguir tráfico de referencia desde la búsqueda de imágenes. Optimizarlas supone obtener mayor visibilidad para tu site.

4. Indexar es fundamental

Otra de las cosas que debes tener en cuenta es que para que una página esté posicionada entre los resultados de búsqueda, es imprescindible que esté indexada. Es decir, detectada y analizada por los robots de Google y el resto de los buscadores, por lo que tenemos que facilitarles el camino, el rastreo, al máximo.

Una vez indexada una URL, tendremos que poner en marcha otras acciones para intentar posicionarla en los primeros lugares. Pero si no está indexada a ojos de Google dicha URL no existirá y, por tanto, nunca aparecerá en las páginas de resultados tras una búsqueda de los usuarios.

Es decir, tenemos que:

  1. Generar la URL.
  2. Indexar la URL.
  3. Posicionar la URL.

Para indexar una URL…

Realiza linkbuilding interno. Los enlaces son las puertas de entrada de Google hacia otro contenido, por lo que si no tenemos ningún enlace desde nuestro artículo a otra página de nuestro propio sitio (enlace interno), Google tendrá complicada la tarea de llegar hasta él. Además, toma en cuenta que Google va a considerar que si tú mismo no lo visibilizas es porque, realmente, no le brindas importancia, por lo que tampoco lo harán sus robots.

Actualiza tus contenidos indexados y crea nuevos, así Google te visitará con mayor frecuencia y el proceso se hará de una forma más rápida.

Hazte amigo de Google Analytics

Hazte amigo de Google Analytics. Se trata de la principal herramienta analítica digital que ofrece el propio buscador de forma gratuita. Esta al pendiente de qué páginas de tu contenido son las más buscadas, tenlas siempre presentes y posicionalas bien, ya que esto ayudará a las nuevas y más pequeñas a posicionar mejor cuando estén bien interconectadas.

Utiliza robots.txt. Este es un archivo de texto que se genera y sube a tu sitio web para brindar información a los rastreadores de los buscadores sobre las páginas o los archivos para gestionar el tráfico de los rastreadores a tu site.

5. Enamora a tus clientes

Si quieres posicionar tu página en Google sí, debes intentar que la experiencia en tu página sea casi, casi de amor. No se vale con crear buen contenido, hay que provocar que el usuario que acceda a nuestro sitio quiera quedarse y seguir «salseando» entre nuestros servicios o productos. Por ello, debemos conseguir que la navegación en nuestra página web sea fácil e intuitiva.

Asimismo, debes tomar en cuenta que es muy importante que la velocidad de carga de tu sitio sea rápida. Google tiene una herramienta propia para medir el rendimiento de las páginas web, además de brindarte consejos que puedes aplicar para mejorar la experiencia de tu sitio.

Dicha herramienta es PageSpeed Insights de Google. Solo tendrás que introducir el dominio que deseas analizar y hacer clic en el botón «Analizar».

Optimiza tu versión móvil

Debes tener la web optimizada para que en su versión móvil sea igual de apetecible. Entra aquí: Https://search.google.com/test/mobile-friendly para comprobar el estado de la versión “mobile” de tu web.

Crea un menú que no esté excesivamente cargado y sea intuitivo.

Selecciona tipografías que sean sencillas y fáciles de leer, es decir, que consigan que la lectura sea cómoda y rápida. Y piensa que toda la imagen de marca debe estar en armonía, por lo que también debes tener a la mano este dato presente cuando elijas los colores de tu web, su distribución, etc.

6. Aumenta la autoridad de tu sitio

Otro de los factores para posicionar tu página en Google que este toma en cuenta, es la fuente que origina el contenido. Por ello, si tu sitio web tiene un nivel de autoridad alto, o Domain Authority, tendrás mayores probabilidades de que tu contenido se posicione mejor que el de tus competidores.

Por tanto, es lógico pensar que se debe estar al pendiente de trabajar dicha autoridad, para que tu posición no solo no baje, sino que además aumente.

Ese Domain Authority es realmente importante, variable y oscila entre 0 y 100 y, si consigues que otras páginas te mencionen, hacer una estrategia de link building externo, aumentará esa autoridad. Puedes buscar colaboradores, ofrecer artículos a invitados, acuerdos de colaboración, etc.

Mide tu Domain Authority y actúa

Una herramienta con la que puedes medir esa autoridad es SEO Toolbar MOZ. Ofrece varias herramientas gratuitas para SEO entre ellas MozBar que brinda métricas de cada página que visitamos en los navegadores Chrome y Firefox, así como de las diferentes páginas indexadas por Google que se muestran como resultados cuando hacemos una búsqueda.

Siguiendo estos tips o guía básica para posicionar tu página en Google, como parte de tu plan de marketing digital, tendrás el terreno a recorrer menos difícil, consiguiendo llevar tu negocio a las primeras posiciones del buscador y, con ello, aumentando los clics que luego pueden convertirse en ventas de servicio o bien.

¿Qué más te gustaría saber sobre tips para posicionar tu página en Google? Infoautónomos es una comunidad dedicada a las personas físicas, autónomos, y pymes donde encontrarás información útil y actual. Tú ya eres infoautónomo. Comparte este artículo con quien creas pueda interesarle.

Infoautónomos