Cómo dar de alta una empresa en México | Infoautónomos México

Cómo emprender

Cómo dar de alta una empresa en México

Conoce todos los trámites y consideraciones que debes seguir de principio a fin para dar de alta una empresa en México y para que tu idea de negocio pueda materializarse.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

Cómo dar de alta una empresa en México

¿Qué debes evaluar antes de dar de alta una empresa?

Partiendo de que toda empresa comienza siendo una idea de negocio, puedes comenzar por establecer el tipo de empresa que vas a crear; la problemática que tu empresa ayudará resolver y el público objetivo al que ofrecerás tu producto o servicio.

Realiza un autoanálisis con el propósito de evaluar si cuentas con las habilidades y conocimientos requeridos para llevarla a cabo. Contempla desde la parte especializada y técnica relacionada con el producto o servicio que deseas ofrecer, hasta la parte administrativa, financiera, de ventas y marketing del negocio.

¿Estás considerando la participación de otros socios? De ser así, recomendamos elegirlos estratégicamente. Una vez que lo hayas hecho, fija cuál será la participación y los roles y responsabilidades de cada uno. 

Evalúa tus expectativas en materia de seguridad, estabilidad y comodidad personal.  Iniciar una Compañía te brinda muchas cosas, pero esto específicamente está lejos de ser la realidad, por lo menos al principio. Por supuesto no vamos a desalentar tu idea, ser empresario, es un gran reto que viene acompañado de grandes satisfacciones.

Desarrolla un plan de negocios.

Este documento es indispensable ya que te permite identificar y poner a prueba todos los escenarios de la creación de tu empresa sin aún haber asumido riesgo alguno:

  • Descripción de la empresa.
  • Definición de Productos y/o servicios.
  • Mercado y estudio de mercado.
  • Competencia.
  • Estrategia de marketing y comercialización.
  • Estructura organizacional.
  • Plan financiero y análisis de riesgos.

¿Cómo Dar de Alta una Empresa en México?

Una vez definido lo anterior, el primer paso para constituir una Empresa en México será definir el  tipo de sociedad mercantil que más conviene a tu negocio.  Una sociedad mercantil es un ente colectivo que tiene por objetivo efectuar actos de comercio con una finalidad de lucro. 

Existen 7 tipos de sociedades mercantiles, 6 de las cuales son tradicionales.  Cada tipo cuenta con diferentes opciones que convienen a las circunstancias particulares de tu emprendimiento.    

  1. Sociedad en Nombre Colectivo  - Sociedad Mercantil Tradicional
  2. Sociedad en Comandita Simple (S. en C) -  Sociedad Mercantil Tradicional
  3. Sociedad de Responsabilidad Limitada  (S. de R. L.) - Sociedad Mercantil Tradicional
  4. Sociedad anónima (S.A.)  - Sociedad Mercantil Tradicional
  5. Sociedad en comandita por acciones  (S. en C. por A.) - Sociedad Mercantil Tradicional
  6. Sociedad cooperativa (S.C.) - Sociedad Mercantil Tradicional
  7. Sociedad por Acciones Simplificada (S.A.S.)

Cómo Dar de Alta una Empresa bajo alguna Sociedad Mercantil Tradicional

  1. El primer paso para constituir una sociedad mexicana es verificar la disponibilidad de una denominación o razón social. Esta denominación permitirá distinguirla de otras sociedades mercantiles, independientemente de su régimen jurídico, especie o modalidad.  Permitirá verificar la ausencia de prohibiciones y las condiciones para su uso. Este paso puede realizarse en línea en mua.economia.gob.mx siempre y cuando el interesado cuente con su e.firma vigente emitida por el SAT, de lo contrario deberá acudir a las Delegaciones y Subdelegaciones de la Secretaría de Economía.  
    1. Reserva la denominación o razón social proporcionando el nombre del fedatario público autorizado ante quien pretendes hacer uso de la misma, así como el régimen jurídico con el cual pretende ser constituida la sociedad.
    2. El fedatario público o servidor público autorizado deberá notificar a la SE del uso de la misma.
  2. El siguiente paso será la redacción y protocolización del acta ante fedatario público (notario o corredor público). Ahí se asentarán los estatutos sociales (los datos más importantes en un acta constitutiva):
    1. Los nombres, nacionalidad y domicilio de las personas físicas o morales que constituyan la sociedad.
    2. Las actividades principales de la empresa (objeto social).
    3. El nombre de la empresa (razón social o denominación social).
    4. Duración de la sociedad.
    5. El importe del Capital Social.
    6. La cantidad de dinero aportada por cada socio y el porcentaje que reciben de la empresa.
    7. Domicilio social de la sociedad.
    8. Nombramiento de administradores de la empresa.
    9. Los casos en que la sociedad se disolverá antes del tiempo estipulado.
    10. Las bases para liquidar de la sociedad y el modo de proceder.
    11. Es indispensable hacer constar el RFC del representante legal y de los socios o accionistas de la sociedad en el acta constitutiva, a fin de obtener el RFC de la sociedad.
  3. Realiza su inscripción ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y obtén la Cédula de Identificación Fiscal de la sociedad. Esta cédula contiene el número de Registro Federal de Contribuyentes (RFC) de la sociedad.
  4. Si en la sociedad existe inversión extranjera o inversión neutra en el capital social, deberá presentarse una solicitud de inscripción ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía.  De lo contrario puedes seguir adelante.
  5. Acude al Registro Público de la Propiedad, e inscribe la empresa, los bienes inmuebles que la conforman, así como sus fines, objetivos y metas comerciales y el Comercio. Deberás presentar el Acta Constitutiva, el RFC y el poder notarial que permite al apoderado legal realizar los trámites de la empresa.
  6. Registra tu empresa ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Ya es posible realizar numerosos trámites en línea en imss.gob.mx/  
  7. Asegúrate que cuentas con la inscripción de los organismos requeridos acorde al giro que tenga tu empresa, por ejemplo a la Secretaría de Salud, Secretaría de Ecología y Medio Ambiente o el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Afortunadamente, el Gobierno de México ha simplificado y reducido en tiempo el proceso de constitución para micro y pequeñas empresas bajo otro tipo de sociedad mercantil: La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS).

Al igual que las sociedades mercantiles tradicionales, esta sociedad te permite acceder a esquemas de financiamiento y de seguridad social, entre otros. Es el único régimen que permite constituir una sociedad a partir de una persona física.  Su gestionamiento puede ser realizado en línea en Tu Empresa - Crea tu Sociedad por Acciones en tan solo 24 horas.

Cómo dar de alta una empresa bajo Sociedad por Acciones Simplificada (SAS)

  1. Ingresa a la plataforma. mua.economia.gob.mx/.
  2. Ingresa tu e.firma para identificación.
  3. Revisa los detalles del trámite SAS ya que ésta será la información bajo la cual quedará registrada.
    1. La denominación (obtén la  autorización de tu nombre como empresa) en el caso de las Sociedades por Acciones Simplificadas, el aviso de uso será emitido de manera automática.
    2. Accionistas.
    3. Duración de la Sociedad.
    4. La estructura accionaria.
    5. La actividad principal y la forma de administración.
  4. Firma el acto constitutivo y/o contrato social.
  5. Inscríbete al Registro Público de Comercio (RPC).
  6. Inscríbete  al Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  7. Obtén la e.firma de tu SAS.
  8. Inscríbete en el IMSS.
  9. Realiza la apertura de tu cuenta bancaria SAS.
  10. Asegúrate que cuentas con la inscripción de los organismos requeridos acorde al giro que tenga tu empresa, por ejemplo a la Secretaría de Salud, Secretaría de Ecología y Medio Ambiente o el IMPI.

Actividad Empresarial sin la Constitución de una Empresa

Si tu interés es el de poder comercializar un producto o un servicio sin convertirte en una sociedad mercantil, entonces te recomendamos leer la sección de Personas Físicas en nuestro artículo Tipos de Regímenes Fiscales. Toma en cuenta que al ser una Persona Física, ya sea en la modalidad de Actividad Empresarial, Honorarios, RIF u otro, los servicios son prestados bajo tu nombre. Eres tú quien asume toda la carga y responsabilidad fiscal, legal y social.

  1. Revisa qué tipo de Régimen te resulta conveniente.
  2. Es importante hacer el trámite para obtener tu RFC. Lo único que necesitas para poder sacar tu RFC es tu CURP, Clave Única de Registro de Población y llenar el formulario electrónico de inscripción con los datos que te solicitan. 
  3. Haz una cita vía el Portal del SAT para poder realizar el trámite de tu e.firma o contraseña. Si no terminas el trámite con esta cita no podrás empezar tus actividades empresariales. 
  4. Acude a la cita con los documentos necesarios requeridos al momento de hacer la cita. Es indispensable que lleves una USB ya que será ahí donde guarden tu e.firma, certificado y clave. 
  5. Elige un proveedor de facturación electróica. Puedes utilizar el servicio gratuito del SAT.
Infoautónomos