Relaciones laborales: todo lo que debes saber | Infoautónomos México

Recursos humanos

Relaciones laborales: todo lo que debes saber

Las relaciones laborales son el vínculo de trabajo establecido entre las empresas, los trabajadores y sus representantes. Como persona física, autónomo, es fundamental que conozcas el funcionamiento de las relaciones laborales, para conseguir que tu zona de trabajo y tus trabajadores, si los tienes, se encuentren en las mejores condiciones.

Hoy día tener unas buenas relaciones laborales dentro de tu negocio pueden llevarte a alcanzar metas de crecimiento, ya que se crea un vínculo entre la empresa, los trabajadores y los colaboradores que fomentan la productividad.

Para poder crear dicho vínculo, es necesario poner en práctica acciones que ayuden a fomentar un ambiente armonioso.

Asimismo, las relaciones laborales pueden ser:

  • Colectivas: las relaciones que existen entre los trabajadores y algún tipo de sindicato.
  • Individuales: las que hay entre empleado y empleador o empresa donde se trabaja.

Artículo actualizado el y escrito por Infoautónomos

Relaciones laborales: todo lo que debes saber

¿Cuáles son los factores de las relaciones laborales?

Los factores que determinan las relaciones laborales son:

  • Los salarios.
  • Contratos.
  • Jornada laboral.
  • Capacitación.
  • Seguridad e higiene.
  • Riesgos laborales.
  • Previsión social.

Salarios

Es el dinero que percibe un empleado como consecuencia de realizar un determinado servicio para la empresa. Este se determina dependiendo del puesto, nivel de conocimientos y experiencia.

Debemos tener en cuenta como persona física, autónomo, con trabajadores que el Gobierno suele fijar un salario mínimo debajo del cual el trabajador no puede ser remunerado.

Contratos

Un contrato es un acuerdo escrito que deben firman empleado y empleador. En él se tendrán que indicar las actividades que realizará el trabajador, el tiempo que va a estar contratado, su horario y salario.

En México existen diferentes tipos de contratos legales por los cuales una persona, como empleada, pone al servicio de la empresa sus conocimientos y talento para realizar una actividad que la beneficie.

Jornada laboral

La jornada laboral es el tiempo durante el cual el trabajador estará a disposición de la empresa para realizar la actividad por la que fue contratado.

Esta se establece en el contrato, indicando cuál es el tiempo que durará la jornada laboral del empleado.

Capacitación

Las actividades destinadas a que los empleados puedan adquirir nuevos conocimientos y habilidades para desarrollar en su área de trabajo. De esta forma se fomenta la capacitación y el crecimiento del personal, así como de tu negocio como persona física, autónomo, con trabajadores.

Seguridad e higiene

La seguridad e higiene en el trabajo hace referencia a las medidas y condiciones que se deben tomar para evitar los riesgos laborales durante la jornada laboral de los trabajadores.

En este sentido se deben promover, mediante actividades y programas, la prevención de riesgos del trabajo, con el fin de garantizar la seguridad y salud de tus trabajadores.

Riesgos laborales

Son las acciones que pueden ocasionar cualquier daño a las personas trabajadoras o a ti como persona física, autónomo. Estas se clasifican en cuatro tipos:

  • Riesgos físicos: aquellos riesgos que puedes correr en relación al entorno en el lugar de trabajo. Como por ejemplo los trabajadores de la industria de la construcción, los cuales se exponen a riesgos físicos pudiendo sufrir alguna lesión.
  • Riesgos ergonómicos: los que surgen debido a una mala o inadecuada postura o posición durante el desarrollo de la actividad. Por ejemplo los trabajadores que mantienen una postura inadecuada al estar sentados y luego sufren dolores de cuello o espalda.
  • Riesgos químicos: los que se pueden originar debido a la manipulación de elementos químicos en el desarrollo de la actividad y que pueden afectar a la salud.
  • Riesgos biológicos: los riesgos que existen en los puestos de trabajo donde se está en contacto con agentes infecciosos.

Previsión social

De acuerdo al artículo 7, párrafo quinto, de la Ley de Impuesto sobre la Renta (LISR), se considera como previsión social:

… las erogaciones efectuadas que tengan por objeto satisfacer contingencias o necesidades presentes o futuras, así como el otorgar beneficios a favor de los trabajadores o de los socios o miembros de las sociedades cooperativas, tendientes a su superación física, social, económica o cultural, que les permitan el mejoramiento en su calidad de vida y en la de su familia.

Entonces, de acuerdo a dicho artículo de la Ley del ISR, las prestaciones que se pueden considerar como previsión social son:

  • Indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades.
  • Jubilaciones, haberes de retiro, pensiones y pensiones vitalicias.
  • Subsidios por discapacidad.
  • Reembolsos de gastos médicos, dentales, hospitalarios y de funeral.
  • Actividades culturales y deportivas.
  • Becas educacionales para los trabajadores o sus hijos.
  • Guarderías infantiles.
  • Fondo de ahorro.
  • Pagos de primas de seguros de gastos médicos.
  • Pagos de primas de seguros de vida.
  • Vales de despensa.
  • Aportaciones voluntarias adicionales a la cuenta individual del trabajador.

También es importante especificar que de acuerdo a la Ley del Impuesto sobre la Renta, no se considerará previsión social las erogaciones efectuadas a favor de personas que no tengan el carácter de trabajadores o socios o miembros de sociedades cooperativas.

¿Cómo se clasifican las relaciones laborales?

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo (LFT), las relaciones laborales se clasifican de la siguiente manera:

  • Tipo de actividad.
  • Antigüedad.
  • Tiempo.

Clasificación de las relaciones laborales por tipo de actividad

Hace referencia al tipo de de actividad que los trabajadores realizan para el negocio o empresa. En este caso podrían ser actividades intelectuales o físicas.

Clasificación de las relaciones laborales por antigüedad

Para esta clasificación se tiene en cuenta las funciones o actividades que desempeña el trabajador en su puesto, como pueden ser:

  • Trabajadores de confianza: los que realizan funciones de dirección, inspección, vigilancia y fiscalización.
  • Trabajadores de base o de planta: los que no son de confianza y hacen una actividad normal en el negocio.

Las funciones que realiza un trabajador de confianza se describen en el artículo 9 de la Ley Federal del Trabajo, que son las anteriormente mencionadas, así como aquellas que se relacionan con trabajos personales del patrón dentro de la empresa o establecimiento.

Los trabajadores de planta o base no reciben indicaciones directas del patrón, sino de los trabajadores de confianza u otros supervisores.

Además, los trabajadores de base conservan el derecho a formar parte de sindicatos, algo que los trabajadores de confianza pierden.

Clasificación de las relaciones laborales por tiempo

Las relaciones laborales también se pueden clasificar por tiempo de la siguiente forma:

  • Empleados contratados por tiempo indeterminado. De acuerdo al artículo 35 de la LFT, a falta de estipulaciones expresas, la relación de trabajo será por tiempo indeterminado.
  • Empleados contratados por tiempo determinado. El señalamiento de un tiempo determinado solo podrá estipularse en estos casos:
    • Cuando lo exija la naturaleza del trabajo que se va a prestar.
    • Cuando tenga por objeto sustituir temporalmente a otro trabajador.
    • En los demás casos previstos por esta ley en el artículo 37.
  • Empleados contratados por obra determinada. El señalamiento de una obra determinada puede estipularse solamente cuando lo exija su naturaleza, de acuerdo al artículo 36 de la LFT.

No se debe confundir la duración de la relación laboral con el trabajador con las actividades que va a realizar este.

¿Cuál es la función de las relaciones laborales?

Como persona física, autónomo, con trabajadores a cargo debes saber que las relaciones laborales cumplen una serie de funciones como:

  • Administrar normas.
  • Contratar personal.
  • Gestionar los posibles conflictos.
  • Negociar de forma individual y colectiva.
  • Defender los intereses legales de la compañía.

Administrar normas

Una función fundamental es la administración de las normas, donde se indica cómo se deben aplicar, cuál es su alcance, los actores implicados en estas, así como la operación.

Por ejemplo, la administración de las políticas y procedimientos en una organización para conseguir un funcionamiento sano y el adecuado desarrollo de las actividades de los trabajadores.

Contratar personal

Es una competencia directa de las relaciones laborales, ya que serán los encargados de encontrar a los candidatos con los conocimientos y habilidades adecuadas para desempeñar las actividades y tareas específicas del puesto de trabajo a cubrir.

Gestionar los posibles conflictos

La gestión de los conflictos es algo determinante para el funcionamiento de tu negocio como persona física, autónomo, con trabajadores a cargo. Debes saber cómo gestionar los posibles conflictos que surjan entre tus empleados.

Es importante mantener un equipo cohesionado, con técnicas y ejercicios que fomenten el trabajo en equipo y el diálogo en caso de conflicto. La relación entre los empleados, sobre todo los que forman parte de un mismo equipo de trabajo, debe ser cordial.

Negociar de forma individual y colectiva

Los derechos, obligaciones y exigencias que se negocian en el momento de pactar los contratos individuales o colectivos de trabajo, es tarea de las relaciones laborales.

Serán quienes se encarguen de acordar con los actores implicados los detalles contractuales de las personas que se van a incorporar a la empresa.

Defender los intereses legales de la compañía

Desde el punto de vista jurídico, las relaciones laborales son las encargadas de mantener el orden legal entre los trabajadores, el sindicato y la empresa.

¿Cuáles son los actores de las relaciones laborales?

En las relaciones laborales encontramos dos actores principales, el trabajador y el patrón. Cada uno de ellos tiene una serie de obligaciones que veremos a continuación.

Qué es el patrón y cuáles son sus principales obligaciones

El patrón es la persona física, autónomo, o moral que emplea los servicio personales de otra persona física que se encuentra a su subordinación. A cambio de dicha prestación de servicios subordinados se recibe una remuneración.

El patrón será quien se encargue de gestionar, contratar y dar un uso a los trabajadores que conforman la empresa.

Entre las principales obligaciones de los patrones que tiene encontramos:

  • Cumplir con las normas de trabajo que son aplicables a su establecimiento o empresa. Debe verificar que todos los lineamientos establecidos se cumplan.
  • Pagar a los trabajadores sus salarios e indemnizaciones correspondientes de acuerdo a la normativa vigente en la empresa y de conformidad a lo marcado por la LFT.
  • Brindar a los trabajadores un trato amable, cordial y digno que fomente las relaciones laborales sanas en la empresa.
  • Dar a los empleados los recursos y materiales necesarios para poder desarrollar su trabajo, como uniformes, instrumentos, equipos, etc. Asimismo, dentro de dichos recursos también entran los cursos y capacitaciones que se brinden.
  • Pagar de forma puntual el salario a los trabajadores.
  • Garantizar que las instalaciones, así como las condiciones en las que desarrollan su trabajo los empleados, no representan ningún riesgo para ellos, de forma que no existan accidentes laborales que perjudiquen su salud y reduzcan la productividad de la empresa.

Qué es el trabajador y cuáles son sus principales obligaciones

El trabajador es el individuo que presta sus servicios personales a una persona física, autónomo, o moral, por los cuales recibe un salario o ingreso en dinero. Las funciones que tiene que realizar en la empresa se estipulan en el contrato laboral.

Entre las principales obligaciones del trabajador en el desempeño de su empleo tenemos:

  • Cumplir con las disposiciones de las normas de trabajo que se le apliquen. Esto es fundamental para que el contrato laboral no pierda su validez.
  • Desempeñar las funciones para las que fue contratado bajo la supervisión del patrón, a cuya autoridad estará subordinado de acuerdo a lo establecido en el contrato. En caso de no cumplir con dichas obligaciones, podría perder su empleo.
  • Observar y seguir las normas del reglamento oficial, tanto para realizar de forma puntual sus obligaciones como para desarrollar relaciones laborales sanas con sus compañeros.
  • Someterse a los exámenes médicos correspondientes y estipulados por la empresa, para comprobar que no padece enfermedades contagiosas o incurables.
  • Ejecutar su trabajo con la intensidad, cuidado y espero apropiados en forma, tiempo y lugar convenidos.
  • Guardar de manera precisa los secretos técnicos, comerciales y de fabricación de los productos en cuya elaboración esté implicado de forma directa o indirecta, o de los cuales tenga conocimiento por razón del trabajo que desempeña, así como de los asuntos administrativos reservados, cuya divulgación pueda causar perjuicios a la empresa.

¿Qué otras particularidades te gustaría saber sobre las relaciones laborales? Infoautónomos es un espacio de comunidad para trabajadores independientes, autónomos, donde encontrarás información útil y de tu interés. Tu ya eres infoautónomo. Comparte el enlace a quien creas que pueda interesar esta información.

Infoautónomos